img Momentos urbanos suizos 0
Descubre las
ciudades de Suiza
Elige tus momentos favoritos y crea tu propia ruta urbana por las ciudades Suizas
Sube al santuario del coleccionista
Colección Oskar Reinhart Am Römerholz, Winterthur
Mira, Olvida

Esta es la historia de un rico heredero desencantado de los negocios que dedicó su vida a coleccionar obras de arte.

Lo de Oskar Reinhart fue un proceso metódico de recopilación que le llevó a tener una de las colecciones de arte más importantes de Suiza.

¬ęUna compensaci√≥n necesaria para la desolaci√≥n espiritual de mi entorno diario¬Ľ. Un relato que ayuda a explicar por qu√© una ciudad de 100.000 habitantes tiene una colecci√≥n de arte que no se encuentra en muchas ciudades que superan el mill√≥n.

 

Se llamaba Oskar Reinhart (1885-1965), naci√≥ en Winterthur y pronto se dio cuenta de que lo suyo no era llevar una empresa. Pero tuvo el buen juicio de mantener sus acciones y enseguida empez√≥ a invertir los beneficios que recib√≠a cada a√Īo en comprar cuadros.

 

No lo hacía al azar, ni tampoco le interesaba ser marchante. Lo suyo fue un proceso metódico de recopilación que le llevó a tener una de las colecciones de arte más importantes de Suiza. Más de 600 pinturas que incluyen nombres como Delacroix, Courbet, Degas, Pissarro, Sisley, Renoir y Van Gogh, además de una notable colección de pinturas alemanas románticas.

 

Aquella ma√Īana nos dirigimos al centro de operaciones de Reinhart. Una villa llamada Am R√∂merholz que encarg√≥ construir en 1915 en una colina con vistas a Winterthur.

 

Aqu√≠, el joven Reinhart supervisaba la compra de obras. Un art√≠culo de Neue Z√ľrcher Zeitung publicado sobre su vida en 2015 lo describe como una persona disciplinada con los gastos que intentaba no perder el juicio cuando le ofrec√≠an cuadros de pintores famosos. No quer√≠a caer en la tentaci√≥n de comprar un cuadro de segunda de un artista de primera.

 

El gran beneficiado de su buen ojo fue Winterthur. Desde muy pronto, el heredero tomó la decisión de legar su colección a la ciudad. Obras que hoy se dividen entre la villa y el museo Reinhart am Stadtgarten, en el centro de la ciudad.

 

Desde el primer momento que cruzamos la puerta de entrada de la villa notamos el buen gusto de este mecenas. Un jardín frondoso rodeaba la casa, con una mezcla variopinta de especies naturales.

 

En la parte delantera de la casa nos esperaba una terraza acogedora regentada por una simpática camarera dicharachera, que le quitó solemnidad a la villa. No hablaba apenas inglés y nosotros apenas unas pocas palabras de alemán. Recurrimos al lenguaje universal de los signos para hacernos entender.

Switzerland Tourism® 2020
Todos los derechos reservados
Descubre el arte de los marginados
Collection de l'Art Brut, Lausana
Fun for Kids, Mira, Inspírate

El Art Brut no fue creado para ser expuesto.

No fue concebido para venderse. Ni para hacerse famoso, ni para distinguirse de los demás. Es arte creado por el mero hecho de crear. La pulsión más primaria del ser humano. La misma que llevó a nuestros antepasados a dejar la huella de su mano en las cuevas de Altamira. Y uno de los hogares espirituales de este movimiento se encuentra en Lausana.

 

La collection de L’Art Brut alberga la colección más completa de obras de este género, legadas a la ciudad por Jean Debuffet.

 

El franc√©s se empez√≥ a interesar por el Art Brut tras descubrir el libro Expresiones de la locura, de Hanz Prinzhorn. Un m√©dico alem√°n que puso en valor las obras de arte de los locos que se encontraba en los psiqui√°tricos donde trabajaba durante los a√Īos 20. Debuffet acabar√≠a llamando Art Brut (arte bruto) a este g√©nero en 1945, en honor a su crudeza y pureza art√≠stica.

 

Pero el artista franc√©s no quiso reducirlo √ļnicamente a la etiqueta del arte de los locos. Buscaba piezas ins√≥litas de presos, gente solitaria, inadaptados, ancianos, m√≠sticos, anarquistas y rebeldes. Gente que ten√≠a una cosa en com√ļn: la ausencia de una formaci√≥n art√≠stica tradicional. El arte de los desamparados, marginados y olvidados.

 

Tras exponer sus piezas en el Museo de Artes Decorativas en París en 1967, el francés empezó a contactar con distintas instituciones para encontrar un hogar para su colección. Ante la falta de interés en su país de origen, llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento de Lausana, que le ofreció un edificio para salvaguardar sus obras. La Collection de L’Art Brut se inauguró en 1976.

 

¬ęEl verdadero arte siempre est√° donde no se le espera. All√≠ donde nadie piensa en √©l ni pronuncia su nombre. El arte odia ser reconocido y saludado por su nombre. (…) El arte es un personaje apasionadamente enamorado del inc√≥gnito. En cuanto alguien lo descubre, lo se√Īala con el dedo, entonces se escapa, dejando en su lugar un figurante laureado que lleva sobre sus hombros una gran pancarta en la que pone ARTE, que todo el mundo roc√≠a enseguida con champa√Īa¬Ľ, dec√≠a Jean Debuffet.

 

El Art Brut es una llamada a todos para crear sin esperar a tener el permiso de los demás. A confiar en nuestra intuición. A no dejar que anulen el potencial creativo que todos llevamos dentro.

Switzerland Tourism® 2020
Todos los derechos reservados
Aquí nació Frankenstein
Villa Diodati, Ginebra
Mira, Inspírate

Era el oscuro verano de 1816. En Villa Diodati, junto al lago de Ginebra, se reunieron Lord Byron y su médico, el doctor Polidori, con el poeta Percy Shelley, Mary Godwin (la futura esposa de Percy) y Claire (la hermanastra de Mary).

Hac√≠a un fr√≠o que pelaba. Bramaban rayos y truenos, y de alg√ļn modo, su electricidad se apoder√≥ de las conversaciones nocturnas alrededor de la chimenea.

 

Hablaban de esas teorías científicas que pretendían devolver la vida a los muertos con una descarga eléctrica, divagaban sobre los autómatas (los antecesores de los robots) y se obsesionaron con las historias alemanas de fantasmas.

 

Una noche, frente a los chasquidos del fuego, Lord Byron ret√≥ a sus amigos: ¬ęCada uno escribir√° un cuento de fantasmas¬Ľ. D√≠as despu√©s, al meterse en la cama, Mary no pod√≠a dormir. Cerr√≥ los ojos y de pronto: ¬ęVi el horrendo fantasma de un hombre extendido y entonces, bajo el poder de una enorme fuerza, aquello mostr√≥ signos de vida, y se agit√≥ con un torpe, casi vital, movimiento¬Ľ.

 

Dos a√Īos despu√©s, con solo 20 a√Īos, Mary Shelley public√≥ de forma an√≥nima el relato de terror que apareci√≥ aquella noche sobre su almohada: Frankenstein o el moderno Prometeo.

 

Una ma√Īana nos dirigimos a la casa donde se gest√≥ esta obra maestra de la literatura. Sab√≠amos que no estaba abierta al p√ļblico, pero nuestra mitoman√≠a se impuso y decidimos ir de todas maneras. De la visita sali√≥ esta foto del muro de la casa, en el que se divisa la nariz de un ser que bien podr√≠a ser Frankenstein.

 

A unos pocos metros de la villa nos sentamos en un banco con vistas ininterrumpidas al lago. En realidad, no hacía falta ver la casa. Bastaba con cerrar los ojos y usar la imaginación, como hizo Shelley aquel lluvioso verano de 1816.

Switzerland Tourism® 2020
Todos los derechos reservados
Prueba la 'brasserie' centenaria
Brasserie La Bavaria, Lausana
Disfruta, Prueba

Cada vez que cierra un comercio histórico en una ciudad, se pierde una parte de su personalidad y de su historia.

Lausana amaneció consternada en junio de 2017, cuando empezó a circular la noticia de que la Brasserie La Bavaria había cerrado sus puertas para siempre. Los camareros acababan de recibir su carta de despido y los inquilinos del edificio donde se encontraba el restaurante fueron informados de que no se renovaría su alquiler.

 

Un rumor que pronto se convirtió en noticia destacada en el periódico local 24 Heures.

 

Por suerte, al poco tiempo se aclar√≥ todo. El fondo de inversi√≥n que se qued√≥ con el edificio decidi√≥ darle un nuevo soplo de vida al restaurante, y durante los siguientes dos a√Īos se procedi√≥ a realizar una restauraci√≥n profunda del local. La Bavaria no se iba a ninguna parte, simplemente se hab√≠a tomado un tiempo para renovarse. Y as√≠ fue. A mediados de 2019 volvi√≥ a abrir sus puertas liderado por dos chefs j√≥venes, Geoffrey Romeas y Camille Lecointre.

 

El interior est√° exquisitamente restaurado y los platos siguen siendo fieles a sus or√≠genes alemanes (el restaurante abri√≥ sus puertas en 1881 para dar servicio al n√ļmero creciente de teutones que se mudaban a la ciudad para trabajar en la industria). La especialidad de la casa es el chucrut.

 

Llegamos a mediod√≠a y tomamos el men√ļ del d√≠a por 22 francos. La comida, notable; los camareros, cercanos y amables. Las patatas fritas, cortadas en trozos fin√≠simos, sublimes.

 

La Bavaria sigue la tradición de las brasseries francesas con un horario continuo de 7 h a 23 h, y ofrece más de 50 cervezas. Un lugar bello pero informal. Una institución que, por suerte, ha sobrevivido a la modernidad.

Switzerland Tourism® 2020
Todos los derechos reservados
Tírate por el tobogán mirador
Vitra Campus, Basilea
Disfruta, Fun for Kids, Prueba

Este mirador tobog√°n es para adultos que siguen sinti√©ndose ni√Īos o ni√Īos que no quieren dejar de serlo.

Desde arriba se ve todo el ‘skyline’ de Basilea en el horizonte y directamente debajo, la piezas arquitect√≥nicas que forman el Vitra Campus.

 

La cima se alcanza a pie. La vuelta a tierra se realiza deslizándote rápidamente por el interior de un tobogán. Su creador, Carsten Höller, es un artista alemán con una especial predilección por este medio de transporte, que ha instalado en varios museos del mundo.

 

¬ęUn tobog√°n es un trabajo escultural con un elemento pragm√°tico, una escultura que te permite viajar por su interior. (…) Es un elemento singular para experimentar un estado emocional √ļnico entre el deleite y la locura¬Ľ.

Switzerland Tourism® 2020
Todos los derechos reservados
Compra debajo de un viaducto
Im Viadukt, Z√ļrich
Disfruta, Inspírate

La vida brota bajo este viaducto mientras los trenes pasan por arriba.

En sus 56 arcos no falta de nada. Puedes tomar el aperitivo, dar clases de tango, comprar queso, hacer ejercicio, trabajar un rato en un coworking, comprar muebles, ver un concierto en directo.

 

Construido en 1894 con piedra tallada, anteriormente alberg√≥ talleres y almacenes antes de caer en el olvido. En Z√ļrich son unos verdaderos maestros del aprovechamiento del espacio y este es el en√©simo ejemplo de ello.

Switzerland Tourism® 2020
Todos los derechos reservados
Sube al santuario del coleccionistaColección Oskar Reinhart Am Römerholz, Winterthur
Descubre el arte de los marginadosCollection de l'Art Brut, Lausana
Aquí nació FrankensteinVilla Diodati, Ginebra
Prueba la 'brasserie' centenariaBrasserie La Bavaria, Lausana
Tírate por el tobogán miradorVitra Campus, Basilea
Compra debajo de un viaductoIm Viadukt, Z√ļrich
0 filtros
Switzerland Tourism® 2024
Todos los derechos reservados
Saltar intro
Tutorial Bienvenido a los momentos urbanos suizos. Una guía alternativa para descubrir las ciudades del país helvético. Comenzar
Navegación Esto si, esto no. Desliza a la derecha para guardar y a la izquierda para descartar. 1/4
Mis momentos Me lo quedo. Tus momentos se irán guardando en el corazón arriba a la derecha. 2/4
M√°s info Quiero saber m√°s. Dale a la i para leer sobre la historia detr√°s de cada foto. 3/4
Compartir Guarda y comparte
tus momentos.
Guarda un mínimo de 12 momentos para crear tu mosaico de fotos. Compártelo en redes con los hashtags #NecesitoSuiza #MomentosUrbanosSuizos. 4/4 Comenzar